Perros de terapia

Estudios científicos afirman que nuestro mejor amigo puede ser una muy buena herramienta en pacientes que padecen algún tipo de enfermedad o trastorno.

Es muy frecuente ver como pacientes de depresión mejoran notablemente si hay un perro en la vivienda, eso es porque se crea una vinculación muy fuerte entre ambos y gracias a esto el paciente siempre se encuentra acompañado.



Autismo. El perro como ayuda.

El autismo es un trastorno psicológico que se caracteriza por la intensa concentración de una persona en su propio mundo interior y la progresiva pérdida de contacto con la realidad exterior, distanciándose cada vez más.
El uso de perros es muy frecuente para combatir esta anomalía ya que a menudo los pacientes depositan con más facilidad confianza en el animal que a personas logrando así que su concentración se devuelva en parte al mundo exterior.



Hipoglucemia. Detección anticipada.

Los perros tienes aproximadamente 60 veces mayores capacidades olfativas que el ser humano. Esto se traduce en que pueden oler muchos más elementos y a mayor distancia, en esa capacidad se incluye la percepción de los cambios bioquímicos del cuerpo humano. Bajo formación, el perro es capaz de detectar ataques antes de que estos ocurran, y dar aviso tanto al que padece la patología como a sus familiares mediante aviso.



Cáncer

Existen elementos del cuerpo que son sometidos a modificación cuando se padece esta enfermedad, los cuales, bajo estudio, pueden ser convertidos en un olor de referencia para el futuro adiestramiento de perros de detección de cáncer.
Este procedimiento es mucho más rápido, económico y fiable que las actuales pruebas de detección de cáncer y puede ser usado en grande escala.
Por tanto, es posible crear unidades de detección de esta enfermedad, siguiendo siempre la metodología operativa de Scan-K9.



¿Tu perro podría ser el mejor terapeuta?

La respuesta es sí.
Si nos desplazamos en el ámbito familiar, podemos notar que el perro es un gran anti estrés. En varios países utilizan perros de refugios sin familia en ciertas etapas de la escuela, infantil y primaria. Los tutores afirman que los alumnos están mucho más cómodos y evolucionan más rápidamente en clase.
Por otro lado, en ciertas cárceles también se utilizan perros como metodología de reinserción social.


¿Todas las razas valen?

Lo cierto es que depende del individuo, pero generalizando, todas las razas no valen. Hay ciertos factores que influyen en decidir si es apto o no, como por ejemplo lo sociable que puede resultar ser o no ser.
La razas más comunes para el uso de perro de terapia son: Labrador, Golden Retriever, Galgo, Poddle y el Pastor Alemán.



Otros usos habituales.

Depresión y baja autoestima.

La vivacidad de los perros provocan una hiperproducción  de endorfinas por parte de la persona, lo que provoca una subida de la propia felicidad.

Ceguera o pérdida crónica de la visión.

Ayudan a superar obstáculos y avisan en caso de peligro imminente.

Terapia postraumática

Recuperación después de un situación de enorme estrés y dolor. La persona suele ser muy sensible y desconfiada, el perro le ayudará a recuperar la confianza en si mismo y en los demás.




¿Cómo te podemos ayudar?


Scan-K9 cuenta entre sus líneas instructores con una gran experiencia en el mundo del perro de trabajo. Nuestra misión es la de garantizar un adiestramiento especializado sin precedentes y asegurar la figura de binomio perfecto, unidad-guía.


SABER MÁS SOBRE SCAN-K9

Empieza un nuevo proyecto
con nosotros

Servicios personalizados según la necesidad del cliente.


CONTACTA CON NOSOTROS