Jornadas de Estructuras Colapsadas

Dentro de su calendario de formación continuada, en esta ocasión estuvieron dedicadas a los trabajos en estructuras colapsadas

Nueva jornada de formación en el Centro Scan-K9, que tuvimos la suerte de compartir con compañeros de unidades caninas de rescate de la Policía Local de Xàbia, Bomberos de GIRECAN, amigos venidos de Granada y por supuesto de los componentes de Scan K9, tres días dedicados a los trabajos de búsqueda y rescate de personas en estructuras colapsadas.

Las jornadas dieron comienzo el viernes 23 a las 16:00 horas en las aulas del centro formativo situado en el polígono industrial Cotes 147, en Algemesí, Valencia, con una amena clase teórica. Apoyado por las presentaciones en diferentes PowerPoint, el instructor Dani García nos explico los distintos aspectos que conllevan los trabajos de los binomios K9 SAR, en el ámbito del rescate de personas desaparecidas en emergencias donde se produce el colapso de diferentes estructuras.

Clase teórica muy fluida donde se aportaron datos puramente técnicos, como no puede ser de otra manera, salteados con ejercicios, experiencias y anécdotas adquiridas por Dani en su larga trayectoria como profesional del rescate. Se tocaron temas tan importantes como la compenetración entre perro y guía, el orden de enseñanza, composición de los equipos USAR, la organización del trabajo en zona de búsqueda, el trabajo del perro, el esquema mental del guía, el estrés del perro… En definitiva un primer acercamiento al trabajo en EE.CC. más que interesante.

El sábado comenzamos la jornada a las 9:00 horas, dedicando el 100% del tiempo a la realización de ejercicios prácticos, en los diferentes escenarios seleccionados. Por la mañana estuvimos en un entorno de escombro puro y duro, como primera tarea evaluar a los diferentes perros y su reacción ante el escombro para poder construir un ejercicio con posterioridad acorde al nivel de los binomios participantes. En una segunda suelta pudimos practicar los ejercicios de direccionamiento, profundidad, derecha, izquierda… dentro de la zona de búsqueda asignada. Ejercicios esenciales si el guía no puede acceder al área de trabajo y no quiere dejarse ninguna zona sin comprobar.

Quiero comentar un ejercicio que nos propuso uno de los compañero del grupo GIRECAN, la búsqueda de una persona que se encuentra en una zona de escombro, pero ella esta atrapada en una carretera limpia de escombro, en este caso dentro de una «alcanarilla» y tapada por un objeto. Fue curioso comprobar el desconcierto inicial del perros que siempre tendieron a meterse en el escombro para buscar a la víctima, por costumbre de trabajo, y su extrañeza a tener que volver a donde realmente estaba el origen del cono de olor.

Después de una pequeña parada para recuperar fuerzas e intercambiar impresiones sobre el trabajo de la mañana, por la tarde cambiamos de escenario. En esta ocasión un enorme edifico en ruinas donde tuvimos ocasión de trabajar otro tipo de situaciones, la primera la búsqueda en oscuridad, donde el perro se tiene que enfrentar al miedo de avanzar en un escenario donde no ve bien.

El segundo ejercicio consistió en el registro de una planta llena de habitaciones, donde el guía no podía acceder y un patio central donde debía de dirigir el trabajo del perro. Otra vez trabajamos los direccionamientos, un ejercicio espectacular, por lo menos en mi modesta opinión, donde aprender a dejar la ansiedad a un lado y a confiar plenamente en el trabajo de mi perro.

Para terminar este intenso día de trabajo, hicimos un ejercicio de búsqueda larga dentro de otra de las plantas del edificio, llena también de espacios diferentes donde,ahora si, pudimos acompañar a nuestro perro y usamos trabajar los comandos de búsqueda sólo para determinados espacios en los que queríamos un registro más especifico. Con esto sobre las 18:00 horas dimos por terminada la jornada.

El domingo ya fue un día de un poquito más de relajado aunque con ejercicios igual de interesantes, aprendimos a fijar a nuestro perro en el figurante, víctima, dejando de lado su tendencia a ladrar al mordedor. Para ello utilizamos diferentes técnicas en diferentes espacio. Después de otra pequeña pausa donde saboreamos un fantástico dulce que nos trajo uno de los compañeros, al cual se lo agradecemos infinito :), hicimos un briefing final donde solucionamos pequeñas dudas que habían quedado.

En resumidas cuentas, unas jornadas top como siempre que las organizan los instructores de Scan-K9, desde aquí un abrazo fuerte a nuestro amigo Dani, darle las gracias por su paciencia y por todos los conocimientos que nos has transmitido.

Comparte.-

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Un comentario

Deja una respuesta

También te puede interesar

Artículos Relacionados